¿Quién defiende a los menores en los procesos de divorcio?

El ejercicio de la abogacía en la rama de Derecho de Familia y en concreto en los divorcios, hace que en ocasiones (la mayoría) las personas que ejercemos la abogacía, nos planteemos qué podemos hacer para que los menores, que muchas veces son usados como moneda de cambio o arma arrojadiza, no sufran.  
Los menores, sin comerlo ni beberlo, se han visto en el medio de un conflicto del que no solo son parte, sin tener participación en su solución la mayoría de las veces, sino en el que, también la mayoría de las veces, son utilizados por sus progenitores para hacerle la pascua al otro/a progenitor/a. 
En Alemania existe la figura del verfahrensbeistand, que podemos traducir al español como “asistente del procedimiento” o por la función que en realidad desarrolla, la de “defensor del menor en el procedimiento” .
Su función principal –y de ahí su definición como “defensor del menor en el procedimiento”- consiste en constatar y defender en el juzgado el auténtico interés del menor, ser su voz autorizada tras una investigación detallada de su entorno, en perfecta alineación con los artículos 3 y 12 de la Convención de los Derechos del Niño. En España tenemos a los fiscales para hacer esa labor, algunos están especializados en temas de familias, pero muchos no y van totalmente desbordados de trabajo. 
Las negociaciones estructuradas pueden dar origen a un sinfín de soluciones que hacen que el juzgado sea un mero trámite para reconocer la validez de un acuerdo y haya una mínima ejecución judicial del este porque ese acuerdo lo han construido las personas implicadas y los menores están en todo momento a salvo.  
Con profesionales que ejercen el Derecho Colaborativo la ventaja, a diferencia de otros medios de negociación estructurada, es que las partes implicadas van a estar acompañadas a lo largo de todo el proceso por sus defensas jurídicas, estas, necesariamente,  estarán colegidas en un Colegio de profesionales de la Abogacía y  tendrán la formación suficiente como para hacer que cada parte pueda obtener aquello que realmente necesita, ayudándoles, por tanto, a encontrar una solución o soluciones satisfactorias, evitando así la canalización del conflicto a través de menores que se hallan en el medio del proceso de divorcio, sin tener, normalmente, ni voz ni voto.  
Lorena Romans
Abogada Colaborativa y Mediadora
Romans y Asociados 


La importancia del Informe del especialista en los casos de divorcio y modificación de medidas de los hijos.

Afrontar una separación o divorcio no siempre es una tarea sencilla, porque pueden verse involucrados otros sentimientos, y en ocasiones los menores se pueden ver inmersos en una batalla que les debe ser ajena.

Por ello, es muy importante tener la posibilidad de que un especialista independiente pueda valorar la situación, y establezca de qué forma el cambio en la vida personal de los progenitores afectará en la menor medida posible a los menores.

Son muchas las opciones que explorar, pero la más habitual es el Informe que emite el Gabinete Psicosocial designado por el Juzgado una vez se inicia el procedimiento de divorcio o medidas relativas a los hijos.

Así, se pedirá en el momento adecuado, que un especialista se reúna con los padres y menores, miembros que formen las posibles nuevas unidades convivenciales de cada progenitor y familia más cercana. Estas entrevistas se secuencian en días distintos para evitar interferencias, especialmente en los menores, y obtener unos resultados lo más objetivos posible; y tienen la finalidad de conocer las habilidades que cada uno de los progenitores poseen para garantizar el correcto  desarrollo del  menor o menores, la recomendación de establecer un régimen de custodia compartida o monoparental y visitas, las preferencias de los hijos y en su caso, de proponer mejoras en las relaciones entre los miembros de la (antes) unidad familiar.

Este informe será tenido en cuenta por el Juzgado, cuando se deba celebrar un juicio, y servirá de guía para que el Juez pueda establecer el régimen de custodia y convivencia más idóneo de los hijos comunes.

Esta no es la única opción que tienen los progenitores para conocer de forma objetiva de qué manera atender las nuevas necesidades de los hijos tras la ruptura, pues antes de iniciar un procedimiento judicial existe la vía de la mediación, en la que se puede alcanzar el acuerdo de ambas partes de obtener el apoyo de un especialista independiente que ayude con la transición al nuevo estado de los padres.

También es positivo contactar con un especialista en pautas familiares si lo que se pretende es conseguir que la ruptura suponga los menos problemas posibles a los hijos.

Por tanto, no importa cómo hacerlo, pero es importante poner todos los medios posibles para que la ruptura o separación causen el menor impacto en los hijos, y sobre todo, apoyarnos en especialistas que nos ayuden a hacerlo mejor y de manera más objetiva.

Laura Ruiz, abogada.
Romans y Asociados

AGOTAMIENTO EMOCIONAL Alguna vez has dicho: “No puedo más, estoy agotada/o”

En nuestro día a día nos vemos inmersos en diferentes actividades, obligaciones o conflictos que van desde relaciones afectivas, ya sea de pareja, familia o amistades, al entorno laboral o profesional. Y, sin darnos cuenta nos exigimos cada vez más, nos sentimos sobrepasados. Creemos que es solo por cuestión de falta de tiempo, pretendemos que el día tenga 32 horas. Pero, en realidad, estamos AGOTADOS, la mente y el cuerpo no responde como queremos. Nos vendría muy bien parar, pero nos decimos “no podemos” o,  en el mejor de los casos, “¿cómo lo hacemos?”
El agotamiento o cansancio emocional es un estado de extenuación al que llegamos cuando nos sentimos excedidos por el trabajo, las relaciones personales, los problemas, etc. Algunos indicios de ello son:
* Cansancio físico y mental: nos sentimos con falta de energía desde primera hora de la mañana, disminución de rendimiento en el trabajo, estudios o tareas habituales
* Irritabilidad: nos exaltamos muy fácilmente, muy propensos al enojo, poca paciencia.
* Dificultades en las relaciones personales: principalmente problemas de comunicación a causa del mal humor y la irritabilidad.
* Ausencia de motivación: desinterés en nuestras actividades, principalmente en el trabajo, que desemboca en la apatía, no hay ilusión, actúas como robot.
* Problemas de salud: pueden aparecer dolores físicos como: de cabeza, musculares, digestivos, etc.
Si te reconoces en algunos de estos síntomas ya has dado el primer paso. Ahora tienes que parar y descansar. Puedes empezar por relajarte con mindfullness, yoga o meditación. Es muy importante ser realista con la situación, planifica tus actividades y gestiona el tiempo dejándote siempre espacio para ti, para el ocio. También es muy importante desahogarte, hablar de tus preocupaciones y, si es necesario, pedir ayuda
Cualquier duda o pregunta, te invitamos a contactar con nosotros par tratar tu caso en particular.
Gladys A. Mazzeo
Romans y Asociados.

Moratoria hipotecaria

Las moratorias hipotecarias y otras soluciones

Si como consecuencia de la crisis del COVID 19 nos hemos quedado sin trabajo o se han reducido nuestros ingresos y tenemos que atender la hipoteca tenemos varias opciones:

Moratoria Hipotecaria Legal

Para suspender completamente el pago, pero sólo durante 3 meses, el vencimiento del préstamo se atrasará igualmente 3 meses. Se puede pedir desde el 19/03 hasta 15 días después del final de la vigencia del Real Decreto Ley 8/2020

Está pensado para los supuestos de vulnerabilidad económica y hay que cumplir diversos requisitos:

Como consecuencia del Covid 19 se han alterado tus circunstancias económicas. Te tienes que quedar en paro o reducir tus ingresos, en caso de ser empresario o profesional, en más del 40%.

Los ingresos de la unidad familiar en el mes anterior a la solicitud no pueden superar los 1.613,52 euros (algo más en casos de familias monoparentales, con hijos a cargo, mayores de 65 o discapacidades.

La hipoteca más los recibos básicos han de suponer más del 35% de los ingresos

Hay que presentar la documentación acreditativa y firmar una declaración responsable.

Después habrá que ir al notario para modificar el vencimiento del préstamo.

Moratoria Hipotecaria Sectorial

Esta la han impulsado los bancos directamente y se usa cuando no se cumplen los requisitos de la Moratoria Legal o para aquellos que ya han agotado los tres meses y se puede pedir hasta el 29 de junio

Es básicamente una carencia de capital de hasta 12 meses, durante ese tiempo se pagan sólo los intereses del préstamo

Se está solicitando fundamentalmente estar en paro, ERTE o en caso de autónomos cese o reducción de los ingresos. Y tener el préstamo al día o máximo un retraso de 3 cuotas

Esta moratoria hay bancos que la están usando también para préstamos personales e incluso créditos de consumo o tarjetas .

Y en cualquier caso acordémonos que todavía está en vigor el RD 6/2012 con sus modificaciones posteriores que permite en los casos de vulnerabilidad previstos una carencia de 5 años con tipos de interés muy reducidos.

Más aún, también cabe en base al código de buenas prácticas bancarias, o por simple acuerdo con tu banco al que tampoco le interesa tener morosidad en su balance, la reestructuración o refinanciación de la deuda.

Mi consejo es que, si tienes dificultades, que la mayoría las tenemos, pases por tu banco, si tu “gestor personal” es bueno encontrareis una solución y ten en cuenta que tu abogado puede ayudarte, antes, a preparar esa reunión.

Luis Mira

Abogado

¿Cómo evito ir al juzgado? Sobre todo ahora

Los abogados, según el artículo 12 de nuestro código deontológico, estamos obligados a “Siempre que sea posible deberá intentarse la conciliación de los intereses en conflicto.” “Siempre se deberá intentar encontrar la solución más adecuada al encargo recibido, debiéndose asesorar al cliente en el momento oportuno respecto a la posibilidad y consecuencias de llegar a un acuerdo o de acudir a instrumentos de resolución alternativa de conflictos. 

Debemos asesorarle y fomentar el acudir a instrumentos de resolución alternativa de conflictos. En realidad, debería decir vías más “adecuadas” para resolver según qué tipo de conflictos.  

Una de ellas es la conciliación, muy conocida en el derecho laboral; o el arbitraje, que ha funcionado mucho y bien en el ámbito mercantil. Últimamente se está intentando fomentar el uso de la mediación, ese gran desconocido que puede ser llevado a cabo por cualquier universitario que haya realizado los cursos pertinentes fomentando el diálogo entre las partes para llegar a un consenso o hacer un cambio en las circunstancias y también tenemos la negociación, que es lo que la mayoría de los abogados hacemos un poco por intuición.  

Cuando esta negociación se realiza de forma estructurada, intentando que el acuerdo alcanzado sea el más ventajoso para todas las partes implicadas, nos hallamos en lo que comúnmente se conoce como negociación estructurada tipo Harvard o negociación win -win (ganar – ganar).  

Si esta negociación es llevada a cabo por las partes y sus abogados de forma simultánea y, además, se puede llamar a terceros neutrales (mediadores, coaches, psicólogos, economistas, etc) para que, puntualmente, clarifiquen puntos complicados de entender a fin de llegar al mejor acuerdo para todos, nos hallamos ante una Practica Colaborativa, también conocida como Derecho Colaborativo, de la que les hablaremos otro día.  

Son muchas las formas de resolver los conflictos sean de la naturaleza que sean. Que su abogado le asesore sobre todas ellas, pues el juzgado siempre va a estar ahí.  

Para usted, será como probar diferentes tratamientos para curar un resfriado antes de ir directamente al quirófano.  

Las medidas en relación con los hijos tras el Covid-19

Las medidas en relación con los hijos tras el Covid-19

Tras el golpe que ha supuesto en nuestras vidas la aparición del Covid-19 y el cambio en las rutinas y dinámicas personales y familiares, ahora nos encontramos en un momento en que se avecinan cambios tanto a corto como a largo plazo.

Estos cambios afectan de manera indiscutible al derecho de familia, y a cómo se van a afrontar las situaciones relacionadas con las visitas con los menores, las relaciones de los padres con sus hijos con los que no conviven, y la pensión de alimentos, así como los posibles nuevos gastos relacionados con los menores, entre otras.

Se ha venido regulando a través de Reales Decretos una serie de medidas con el objetivo de alcanzar una progresiva reactivación del normal funcionamiento de los Juzgados y Tribunales, y procurar, pese a la significativa ralentización de la Administración de Justicia, una salida ágil a la acumulación de los procedimientos suspendidos por la declaración del estado de alarma cuando se produzca el levantamiento de la suspensión; el último de ellos el Real Decreto-ley 16/2020, de 28 de abril, de medidas procesales y organizativas para hacer frente al COVID-19 en el ámbito de la Administración de Justicia.

Algunas cuestiones destacables en el Real Decreto 16/2020 son la reanudación de los plazos el día 4 de junio; que se declaran hábiles para todas las actuaciones judiciales del 11 al 31 del mes de agosto del 2020 exceptuándose los sábados, domingos y festivos, salvo casos tasados; y un procedimiento especial y sumario en materia de familia, que viene regulado en los artículos 3 a 5 del Real Decreto.

Este procedimiento especial en materia de familia, que puede iniciarse durante el tiempo en que esté vigente el estado de alarma y hasta tres meses después de su finalización, tiene como objeto solicitar el cambio o establecimiento de medidas:

a) Relativas a restablecer el equilibrio en el régimen de visitas o custodia compartida cuando uno de los progenitores no haya podido seguir el acuerdo establecido como consecuencia de las medidas adoptadas por el Gobierno y las demás autoridades sanitarias

b) Solicitar la revisión de las medidas definitivas respecto de pensiones de alimentos, cargas del matrimonio y pensiones económicas entre cónyuges, siempre y cuando las circunstancias económicas de cónyuges y progenitores haya variado sustancialmente a consecuencia de la crisis sanitaria producida por el COVID-19.

c) Las que pretendan establecer o revisar la obligación de prestar alimentos cuando la causa sea un cambio significativo en las circunstancias económicas del pariente obligado a la prestación alimenticia como consecuencia de la crisis sanitaria.

El procedimiento principiará por demanda. Una vez admitida a trámite la demanda, el Letrado de la Administración de Justicia ordena la citación a las partes y al Ministerio Fiscal (si hay menores), a una vista, que deberá celebrarse dentro de los diez días hábiles siguientes a la fecha de admisión de la demanda.

Celebrado el juicio, el órgano judicial podrá dictar sentencia o auto, bien oralmente o bien por escrito en el plazo de tres días hábiles.

Frente al procedimiento de modificación de medidas habitual, este procedimiento especial promete unos tiempos de resolución judicial más cortos, por lo que -si efectivamente los Juzgados cumplen con los tiempos establecidos en el Real Decreto- se tendrán soluciones más rápidas a la problemática que pueda existir en el ámbito del derecho de familia.

Laura Ruiz Guerrero, abogada

El lado oscuro de los fondos ICO

En previsión de la crisis que se nos avecina como consecuencia de las medidas tomadas para combatir el COVID 19 se han aprobado algunas ayudas que vamos a ir viendo. Hoy empezaremos con las Líneas ICO de financiación :

Líneas ICO (sea con fondos del Instituto de Crédito Oficial o con fondos bancarios y sólo garantizadas por el ICO) hay todos los años para diferentes fines, la especialidad de estas está relacionada con los gastos que se financian, las necesidades de liquidez derivadas del COVID 19 para atender; los pagos de salarios, alquileres u otros gastos fijos, pago a proveedores y pago de vencimientos de financiación y obligaciones tributarias.

Los beneficiarios son según la línea, por un lado, los autónomos y microempresas (hasta 10 empleados) de cualquier sector de actividad salvo financieros y seguros, que pueden pedir hasta 1,5 millones de euros en préstamo a tipo fijo a 5 años incluyendo 1 de carencia. Por otro lado tenemos la línea para pymes y empresas de cualquier sector salvo financiero y seguros (de hasta 250 empleados, ventas inferiores a 50 millones de euros y activo inferior a 43 millones), que para las mismas finalidades y características pueden pedir un importe equivalente hasta el 24% de sus ingresos anuales o 24 meses de gastos de personal.

Inicialmente están vigentes hasta el 30 de septiembre de 2020 y sujetas a la disponibilidad de límite en la línea y a la previa aprobación por parte del banco

Una microempresa con ocho trabajadores podría, por ejemplo, pedir 210.800 euros para financiar un año de gastos (pongamos que con una media de 1.400 euros por 14 pagas, gastos fijos de 2.000 euros mensuales y cuotas de préstamos y leasing por 2.500 mensuales) y asegurarse así la supervivencia durante un año. Pero cuidado, pasado ese primer año de carencia tiene 48 meses para devolver el capital a razón de 4.391,67 euros al mes con los intereses correspondientes, a los que habrá que sumar los salarios y gastos habituales con lo cual pasará de unos gastos (sólo con los que hemos tenido en cuenta) de 17.566,67 a 21.958,43 durante los 4 años siguientes.

Ventaja la tranquilidad de tener cubiertos los gastos y el interés inferior al normal, peligro el no poder atender los pagos después.

Otra cuestión práctica importante es que pidiendo un préstamo ICO de estas características, aparte de los datos contables, siempre sensibles que hay que presentar, el cliente está informando al banco que prevee posibles dificultades si no es que las tiene ya. Como consecuencia el banco sólo aceptará solicitudes de sus propios clientes, con un pormenorizado estudio de su solvencia, para asegurar los riesgos ya asumidos y completando la garantía del ICO que sólo alcanza el 80%. Después asignará una política tendente a reducir riesgos poniendo trabas a cualquier operación posterior.

Las alternativas en estos momentos pasan por el estudio pormenorizado de cada negocio, en algunos casos es mejor mantenerlos cerrados durante una temporada. En cualquier caso, reducir en lo posible los gastos fijos, pensarse bien qué inversiones son imprescindibles y cuáles podrían esperar, aplaza los pagos fiscales, una póliza de crédito para incrementar la liquidez también ayuda y negociar con proveedores y empleados. Y si hechos nuestros cálculos necesitamos acudir a la financiación, seamos prudentes, ajustemos las necesidades y usemos los fondos para lo que los hemos pedido, si no hace falta gastarlo todo, mejor, tenemos que devolverlo.
Luis Mira Santo, abogado

GESTIÓN EMOCIONAL EN TIEMPOS DE CRISIS

En estos tiempos de crisis que todos estamos viviendo, a causa del coronavirus, es deseable detenerse unos momentos para reflexionar.

Pensemos. En esta pandemia, llamada por muchos “guerra”, no se ha utilizado ningún arma bélica, no se ha gastado ni siquiera una sola bala. Sin embargo estamos sufriendo consecuencias similares a la segunda guerra mundial, tanto económicas, física como emocionales. Nuestra forma de trabajar, de estudiar, de comunicarnos, de sentir; en fin, nuestra vida tal como la conocíamos hasta hace muy poco tiempo, ha cambiado.

Debemos prepararnos, desde ahora, para esta mudanza.

Te invito a empezar por el camino de la gestión de tus emociones. Parece simple el tema, que es superficial, que hay cosas más importantes o, tal vez, simplemente creas que no va contigo; pero ¿sientes miedo, incertidumbre, enfado, agobio, que no controlas la situación, que no sabes qué hacer? Entonces, no te detengas; por favor, sigue leyendo.

TODO LO QUE SIENTES ES NORMAL. Todo este proceso que estamos transitando, pasará.

La gestión emocional es un aprendizaje, que nos dará primordialmente las herramientas necesarias para adaptarnos a todos estos acontecimientos de la mejor forma posible. Lo resumiré de una manera sencilla para que tu puedas hacerlo desde ahora.

Comienza por identificar la emoción, por ejemplo: “el miedo”. Miedo a: perder el trabajo, a no tener ingresos. Habla de ella abiertamente, trata de no alimentarla. Si es una emoción negativa recurrente, cada vez que te invade, busca un tema de conversación diferente o una actividad que te resulte atractiva.

Segundo paso, acepta la situación tal cual es. Para. Reflexiona. Ya es hora de incentivar a la mente a buscar otras alternativas.

Por último, es tiempo de actuar. Debes iniciar tú el cambio. Por ejemplo: mirar otros trabajos que ofrece internet, fórmate online en otro tema, contacta con todos tus conocidos, date a conocer en todos los portales de la web, etc.

Ya tienes, los pasos a seguir. Si precisas ayuda, puedes contactar con nosotros, estaremos encantados de poder escucharte.

Gladys A. Mazzeo

Romans & Asociados

Aviso importante

Debido a la situación actual y velando siempre por la seguridad de nuestros clientes, nuestro despacho ha habilitado la posibilidad de realizar las visitas por videoconferencia.

Se deberá concertar cita previa, a fin de que podamos ofrecerles nuestro mejor servicio.

La cita deberá concertarla o bien por teléfono llamando al +34 96 643 08 15 o por what’s app al mismo número, indicando nombre, apellidos, día y mejor hora para poder realizar la videoconferencia, así como una breve descripción del tema a tratar.

Los medios que hemos habilitado son

What’s app (+34 96 643 08 15).

En cualquier caso siempre pueden ponerse en contacto con nosotros a través de nuestro formulario

Esperamos poder atenderles personalmente cuanto antes.